Interiorismo tienda Mira la Marela

Interiorismo tienda Mira la Marela

Marisa Adánez, propietaria de la marca de moda Mira la Marela ha vuelto a confiar en Arquizano el interiorismo de su nueva tienda en el Barrio de Salamanca.


Después de un intenso verano en el que se redactó el proyecto de interiorismo y se ejecutó la obra, el pasado mes de Octubre la nueva tienda de apenas 35m2 abrió sus puertas en la calle Conde de Aranda, 10. Madrid.

Desde que nos conocimos en 2009 la empresaria y diseñadora de moda Marisa Adánez, propietaria de la marca Mira la Marela nos ha confiado varios de sus proyectos; en 2009 comenzamos a trabajar cuando Marisa nos encargó el proyecto de interiorismo para el showroom de la marca en la Calle Serrano, en 2013 colaboramos en el interiorismo de su vivienda (uno de los pocos proyectos residenciales que ha realizado el estudio) y en 2015 vuelto a confiarnos el proyecto de interiorismo de su nueva tienda de moda en el conocido Barrio de Salamanca en Madrid.

Como ha sido habitual hasta el momento, Arquizano interiorismo ha sido el encargado de dar forma a las ideas de la diseñadora aportando los conocimientos de Interiorismo comercial (Retail) y técnicos para la ejecución su nueva tienda. “Siempre decimos que es un placer trabajar con la diseñadora ya que sus proyectos se realizan bajo una estrecha relación de colaboración, la diseñadora aporta sus ideas y Arquizano interiorismo las interpreta y aporta los conocimientos técnicos para la adaptación de sus diseños al ámbito del interiorismo comercial.El diseño de interiores de la tienda es difícil de clasificar bajo un estilo, quizá el término “eclecticismo” podría ser el más adecuado ya que la diseñadora marco una línea de diseño propia hace muchos años. La sobriedad de la volumetría del espacio, junto a la mezcolanza de mobiliario decorativo y comercial y una cuidada iluminación comercial, hacen de este espacio de venta un punto de atracción que no deja indiferente a las personas que transitan por el barrio.

Identidad corporativa sin perder de vista la funcionalidad del espacio es la principal premisa del interiorismo de la nueva tienda. El espacio a nivel arquitectónico se caracteriza por la mezcla de los muros de ladrillo y los pilares de piedra (rescatados del edificio centenario en el que se encuentra) con la sobriedad de los paramentos verticales totalmente blancos sobre el que el producto toma protagonismo. A nivel de equipamiento la tienda se caracteriza por mantener un equilibrio entre mobiliario comercial y decorativo estilo vintage y colonial. El que el mobiliario comercial aporta la funcionalidad para la correcta exposición del producto y el mobiliario decorativo la estética, personalidad y comunicación de la marca.

Destacar la aplicación de la domótica en el espacio de venta, tanto la cuidada iluminación como los sistemas de cierre de escaparates están programados desde una única centralita. El sistema implantado persigue proporcionar comodidad al personal y un ahorro energético importante en la factura de la luz. La iluminación se encuentra totalmente programada y permite que la tienda se adapte a lo largo del día en función de las necesidades lumínicas. La domotización de las persianas del escaparate permiten a la propiedad programar cuando se abren y cierran de forma automática, bien programándolos en la centralita o bien desde una sencilla aplicación en el teléfono móvil adaptándose a las circunstancias de la calle en la que se encuentra el local.

Por último nos gustaría destacar la colaboración especial en el proyecto del Taller de restauración de antigüedades El Celemín, el cual pertenecen el mostrador y los percheros antiguos que dan voz propia a la tienda.

Etiquetas: Retail, Interiorismo tienda, interiorismo madrid


¿Quieres seguir nuestros pasos?